Federico Mitriati

Perdé el miedo a hablar en público

Pararse frente a una cámara, o de un auditorio lleno de personas, es, para muchos, el miedo más grande.

Miedo a lo desconocido, a que otras personas te juzguen, a hacer el ridículo… En definitiva, miedo a que se cumpla la Ley de Murphy, que dice que si algo puede salir mal, seguramente va a salir mal.

Esto se debe a que muchas personas creen que para poder desenvolverse con soltura frente a una audiencia hay que nacer con un talento especial.

No son conscientes de que, de la misma manera que hablan con soltura y con elocuencia en privado, con la formación adecuada y práctica, también pueden hacerlo en público.

Saber hablar bien es un saber estratégico. No es algo innato, no se nace con eso, sino que se aprende.

No hay ninguna razón para que no puedas lograr una habilidad para comunicar excelentemente, y que eso forme parte de tu marca personal.

Empezá hoy a formarte, practicá, practicá, practicá, y le perderás el miedo a hablar en público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.